Ajuste de Constante de la Lente Intraocular

Introducción a las Fórmulas de Cálculo

Las fórmulas de cálculo de la lente intraocular (LIO) tienen su origen en la década de los 80 con el nacimiento de las primeras fórmulas de regresión (SRK y SRK II). Consideradas éstas como obsoletas desde la década de los 90,[1] dejaron como herencia el concepto de la denominada Constante A, que no es más que el coeficiente resultante tras realizar una regresión lineal múltiple (P = A – 2.5L - 0.9K) siendo P la potencia de la lente intraocular que predice la emetropía, K la potencia de la córnea y L la longitud axial.[2] (Si no entiendes que quiere decir esto, te invitamos a nuestro curso online de estadística).

Utilizar una fórmula de regresión como la anterior para un sistema óptico del cual se conocían las bases teóricas desarrolladas por Gauss en 1840 podía mejorase, así que Fyodorov incorporó la teoría de la óptica paraxial al cálculo de la lente intraocular.[3, 4] A partir de este momento podemos decir que la mayor evolución en la disminución del error de predicción en el cálculo de la LIO ha venido por parte de la evolución tecnológica más que por el desarrollo teórico de cualquier tipo de fórmula.

La fórmula de vergencia y de lente gruesa

Comienzan a proponerse fórmulas, y se siguen proponiendo,[5] con la misma base teórica (la ecuación de vergencia propuesta por Fyodorov),[4] y se dan a conocer dentro del campo de la oftalmología como “empíricas” o de “3ª / 4ª generación” aunque lo correcto es denominarlas “Ecuaciones de Vergencia”.[6] En mi opinión personal, todos los avances que siguen utilizando esta ecuación deberían divulgarse como nuevas aproximaciones de estimación de la ELPo mas que como nuevas fórmulas, siendo la ELPo la posición efectiva de la LIO si esta tuviese un espesor muy reducido de tal forma que su plano principal objeto coincidiese con el centro de la lente.

Una alternativa a la ecuación de vergencia es la ecuación de lente gruesa que tiene en cuenta la posición de los planos principales de córnea y lente intraocular,[7] Barrett describió la aplicación de la ecuación de Gauss de lente gruesa al cálculo de la LIO,[8] si bien es cierto que esta requiere conocer los parámetros de diseño de la LIO implantada para saber dónde se encuentra el plano principal objeto y aunque algunas fórmulas actuales se publicitan como ecuaciones de lente gruesa, esto no tiene sentido cuando no se conocen dichos parámetros (necesaria constante A en el cálculo).

Más allá de la Constante A

Las ecuaciones de vergencia siguen teniendo un problema y es que no sabemos cual es la ELPo pero sabemos que esta depende de la posición de la LIO y su diseño. Se requiere entonces una migración de un concepto obsoleto pero todavía utilizado por los fabricantes (Constante A) a un concepto teóricamente más correcto (ELPo).[1] Llegamos a un momento de desarrollo tecnológico en el que podemos descomponer la ELPo en parámetros fijos y variables, por ejemplo, podemos medir la distancia entre la córnea y el plano de la pupila (variable) dejando como estática (constante) la distancia entre el plano de la pupila y el plano de la LIO (delgada). Surgen entonces nuevas constantes acorde a las fórmulas empíricas que Retzlaff denominó “offset” en el desarrollo de la SRK/T,[9] Holladay “Surgeon Factor”[10], Barrett “Lens Factor”[11], etc. y que vienen a representar una descomposición de la ELPo en parámetros variables medibles (distancia cornea/iris) y que necesitamos predecir (distancia entre el plano de iris y el plano de la LIO delgada).

¿Cómo se ajustan estas constantes?

La ventaja matemática o desventaja clínica de estas constantes es que representan un único parámetro por lo cual su ajuste se puede conseguir de manera sencilla simplemente cambiando el valor de la cte. en pequeños pasos (por ejemplo 0.001 en el caso de la constante A) hasta que el error de predicción de la fórmula coincide con el residual postoperatorio del paciente. Este proceso requiere tiempo de dedicación si no se conoce la fórmula aunque si se conoce se puede implementar un algoritmo que realice el cálculo de forma automatizada, en el caso de no disponer de la misma el proceso consistiría en:

  • Necesarios los datos biométricos de cada paciente con los que se calculó la LIO, la potencia de LIO implantada, y el residual postoperatorio.
  • Tras introducir los datos en el calculador voy realizando pequeños ajustes de la constante hasta que el error predicho por la fórmula coincide con el residual postoperatorio para la potencia de LIO implantada.
  • Calculo el promedio de todas las constantes ajustadas para cada ojo.[1]

Constantes con más de un Parámetro de ajuste (Haigis)

A diferencia de las constantes anteriores, la fórmula de Haigis[12] utiliza una regresión múltiple para predecir la ELPo, esto supone la obtención de tres coeficientes a0,a1,a2. Desde el punto de vista estadístico el cálculo es el mismo que en la fórmula SRK para determinar la cte A pero en lugar de predecir la potencia de la LIO que reduce el error de predicción a cero, lo que se predice es la ELPo que reduce el error de predicción a cero. Para ajustar estas tres constantes necesitaremos realizar una regresión múltiple entre la ELPo (dependiente) vs ACD (a1) y AXL (a2) resultando a0 como el coeficiente libre del ajuste.

En nuestro curso online de “Análisis de Resultados en Cirugía Refractiva Láser y de Cataratas” hemos programado el Ajuste de la Cte. para incorporación futura a los materiales del curso con el fin de enseñarte de manera práctica todo el proceso y las consideraciones teóricas de una forma más detallada.

Referencias:

  1. Holladay JT (1997) Standardizing constants for ultrasonic biometry, keratometry, and intraocular lens power calculations. J Cataract Refract Surg 23:1356–1370. 

  2. Sanders DR, Kraff MC (1980) Improvement of intraocular lens power calculation using empirical data. Am Intra-Ocular Implant Soc J 6:263–267. 

  3. Fyodorov SN, Kolinko A (1967) Estimation of optical power of the intraocular lens. Vestn Oftalmol 80:27–31

  4. Fyodorov SN, Galin M, Linksz A (1975) Calculation of the optical power of intraocular lenses. Ivestigative Ophthalmol 14:625–628

  5. Yoo YS, Whang WJ, Kim HS, et al (2020) New IOL formula using anterior segment three-dimensional optical coherence tomography. PLoS One 15:e0236137. 

  6. Koch DD, Hill W, Abulafia A, Wang L (2017) Pursuing perfection in intraocular lens calculations: I. Logical approach for classifying IOL calculation formulas. J Cataract Refract Surg 43:717–718. 

  7. Fernández J, Manuel Rodríguez-Vallejo JM, Tauste A, Piñero DP (2019) New approach for the calculation of the intraocular lens power based on the fictitious corneal refractive index estimation. J Ophthalmol November:8–13

  8. Barrett GD (1987) Intraocular lens calculation formulas for new intraocular lens implants. J Cataract Refract Surg 13:389–396. 

  9. Retzlaff JA, Sanders DR, Kraff MC (1990) Development of the SRK/T intraocular lens implant power calculation formula. J Cataract Refract Surg 16:333–340. 

  10. Holladay JT, Musgrove KH, Prager TC, et al (1988) A three-part system for refining intraocular lens power calculations. J Cataract Refract Surg 14:17–24. 

  11. Barrett GD (1993) An improved universal theoretical formula for intraocular lens power prediction. J Cataract Refract Surg 19:713–720.

  12. Schröder S, Leydolt C, Menapace R, et al (2016) Determination of Personalized IOL-Constants for the Haigis Formula under Consideration of Measurement Precision. PLoS One 11:e0158988. 

¿Prefieres aprender con videotutoriales?
Curso de Estadística Online con SPSS

Curso Online: Estadística aplicada a las Ciencias de la Salud con SPSS

Si te encuentras comenzando un trabajo de investigación relacionado con las ciencias de la salud y encuentras en la estadística un obstáculo difícil de saltar, éste es tu curso, el cual he desarrollado de manera eminentemente práctica basándome en 3 puntos principales: SELECCIÓN, aprendiendo a elegir el test estadístico apropiado para cada pregunta de investigación; DESARROLLO, siguiendo los pasos necesarios para llevar a cabo el test a través de distintos programas, principalmente SPSS y INTERPRETACIÓN, comprendiendo la significancia de los resultados, no solo desde un punto de vista matemático sino clínico.